Transformación Digital, un mapa

En los últimos tiempos me ha tocado hablar de transformación digital con empresas o colectivos de personas interesadas en el tema.  Realmente, se trata de un tema tan amplio y que repercute en tanto lugares de la organización que es un ejercicio difícil de abordar.

Sospecho que en poco tiempo hablar de este tema será un poco absurdo y que será una parte a gestionar de forma natural en los distintos departamentos, procesos, etc. de la empresa. Pero, por ahora al menos, las organizaciones necesitan visualizar este tema como un algo a ordenar y a entender en su real magnitud.

Como hablar de modelo es siempre algo pretencioso, aunque necesario, cuando trabajo con este tema me gusta más hablar de “mapa”. Se trata de dibujar los elementos sustanciales que componen este universo de la transformación digital y de indicar algunas ideas clave en algunos de ellos. El mapa que he manejado últimamente es el que comparto aquí abajo y aunque en apariencia sencillo nos dio para un día entero de discusión a una docena de personas reunidas alrededor de una mesa.

imagen1

Trabajamos la transformación digital ordenándola en siete bloques principales:

  • Transformación Digital: donde abordamos datos, evidencias, ejemplos, etc. que nos hicieran pensar en la dimensión e impacto real de este tema en el caso particular de cada empresa y en la sociedad en general.
  • Cliente: los principales temas que abordamos fueron la experiencia cliente en un entorno omnicanal y la comunicación efectiva en un entorno conversacional.
  • Modelo de Negocio: En este caso la conversación giró alrededor de los modelos de negocio llamados de plataforma, es decir, de aquellos que surgen de conectar consumidores con productores y de cómo esta posibilidad está disrumpiendo muchos sectores tradicionales.
  • Emprendizaje: La mayor parte de la innovación de origen digital que se está dando, en muchos sectores, proviene de StartUps con una cultura y modelo de gestión más adecuados para incorporar de forma veloz tecnologías y nuevos hábitos de consumo. Una gran pregunta en estos momentos para cualquier empresa es cómo se relaciona con ese ecosistema para absorber esos nichos de innovación que están surgiendo.
  • Conocimiento: Pensar que el conocimiento que necesita una empresa hoy día puede desarrollarse solo “de puertas para adentro” es una temeridad dada la velocidad y la eficiencia que requiere este proceso. Por eso, propusimos hasta 15 formas distintas de colaborar en red para abrir nuestra innovación a la colaboración con otros agentes de la sociedad.
  • Producto/Servicio: La “revolución digital” es básicamente “conectividad barata”. En los últimos años hemos asistido a la consecuencia de conectar a miles de millones de personas alrededor del mundo y ahora le llega el turno a muchos objetos cotidianos e industriales. Este hecho dará lugar a importantes cambios en las cadenas de valor de multitud de sectores y a la generalización de modelos de negocio basados en la servitización y en la gestión inteligente de ingentes cantidades de datos. No sabemos que dará de sí esta nueva ola de conexión pero, al igual que sucedió hace diez años con la web social, aquellos que consideren esto sencillamente “una frikada” o una moda pasajera pueden perder oportunidades importantes y además deberán subirse a este tren con retraso.
  • Personas/Cultura: Por último, hablamos de las competencias digitales que necesitamos incorporar a nuestras personas así como de las nuevas fórmulas de captación de talento en un entorno hiperconectado. La conversación acabó indagando en los procesos de gestión del cambio cultural necesarios para incorporar estas nuevas perspectivas a la realidad de la empresa.

Bueno, un breve repaso para compartir una forma de visualizar esto de la transformación digital. Faltan muchas muchas cosas, seguro, pero creo que este “mapa” da lugar a buenas reflexiones si te lo propones.

Nace #Compyte, un nuevo proyecto de la mano de #LABORALKUTXA

Ayer fue un día importante para nosotros, presentamos Compyte una herramienta de diagnóstico y acción sobre la competitividad que hemos desarrollado en el seno de nuestro proyecto de observatorio de la competitividad PYME2020 del que ya escribí en su momento.

Como señala Laboral Kutxa en su nota de prensa:

COMPYTE nace con el claro objetivo de ayudar a las empresas a ser más competitivas. Con la aportación de Mondragon Unibertsitatea – Mondragon Innovation &  Knowledge (MU-MIK), LABORAL Kutxa ha diseñado el instrumento que permite a cada empresa medir su propio nivel competitivo respecto a su competencia directa y, asimismo, extraer las principales claves para poder elevar su competitividad a medio y largo plazo.

En el video que comparto a continuación intento explicar las claves del modelo de transformación competitiva que están detrás de esta herramienta. No existen recetas mágicas en este terreno pero creemos que en nuestra formulación, y en la forma de relacionar las variables, existe un acercamiento al tema valioso.

Compyte tiene tres objetivos importantes para una empresa que use la herramienta:

  • Diagnóstico: A través de un sencillo test online de 15 minutos, tener una foto de los elementos clave de competitividad que recoge nuestro modelo.
  • Asesoramiento: Contrastar los resultados del test y analizar distintas alternativas para mejorar cada pilar.
  • Acción: Elaborar nuevas líneas de mejora competitiva sobre la base de los resultados.

Por lo tanto, no me cabe más que animar a las empresas a usar esta herramienta y emplear un poco de tiempo en indagar sus fortalezas y debilidades competitivas al tiempo que compara sus resultados con su sector o con empresas de sus mismas características de forma agregada. La herramienta tiene un back-office relativamente complejo para realizar el análisis y la comparativa de resultados  pero, sin embargo, se ha buscado que sea sencilla de utilizar y  que la visualización de los resultados resulte ágil.

Al mismo tiempo, la recogida de datos nos va a permitir hablar de la competitividad con mayor conocimiento de causa retroalimentando la herramienta y haciéndola cada vez más precisa y adaptada a las necesidades de cada empresa.

imagen1

Por último, quisiera reconocer el gran trabajo que hay detrás de la creación del modelo de transformación competitiva; Marian, Maite, Nerea y Aitor, Zorionak! Un gran trabajo de verdad 🙂

Congreso sobre Servicios Avanzados de la red #RESER en #Bilbao en 2017

Del 8 al 10 de Septiembre de este año se ha celebrado en Nápoles el congreso de la red RESER 2016. Esta red es un importante punto de encuentro y acción entre los investigadores del sector servicios en Europa. Forman parte de ella 177 investigadores de 29 países que incluyen profesionales de muy diversas disciplinas como la economía, el management, la ingeniería, el diseño, la sociología, etc.

Desde 1991 esta red celebra unas conferencias anuales donde estos investigadores muestran sus principales avances y sirve de punto de encuentro para poner en marcha nuevos proyectos de investigación. Ciudades como Copenhagen, Helsinki o Stuttgart han sido sede de estas conferencias en los últimos años.

En Nápoles hemos podido asistir a conferencias y presentaciones de papers en torno a los siguientes seis temas:

  • Service Ecosystems: strategy and management issues.
  • Smart technologies and Service innovation.
  • Well-being and value (co)creation.
  • Service innovation in Emerging Markets: managing practices and shaping the effects (track supported by REDLAS)
  • Internationalization and geographies of services.
  • Market creation in service research.

Pero la noticia que queremos destacar es que hemos presentado como Universidad de MONDRAGON/MIK y con la colaboración del ayuntamiento de Bilbao nuestra candidatura a organizar la conferencia del año que viene en Bilbao y ésta ha sido aceptada. Así que en Septiembre del año que viene tendremos con nosotros a unos 200 investigadores del tema así como otras actividades paralelas que estamos pensando en organizar todas ellas alrededor del tema de los servicios avanzados y la servitización.

Os paso aquí la breve presentación que nuestra compañera Estibaliz Hernandez utilizo para defender nuestra candidatura. Nos vemos en Bilbao dentro de un año 🙂

#StartUps e #Industry4.0, otro reto por delante

La digitalización, especialmente el tema Industry 4.0 o la “Industrial Internet of Things”, es un tema de plena actualidad en la empresa vasca. Sin embargo, se habla muy poco de StartUps u otras iniciativas de emprendizaje alrededor de este tema.

El tema no es menor, ya que nuestra empresa industrial tipo difícilmente va a desarrollar internamente todas las capacidades, especialmente aquellas directamente relacionadas  con lo más puramente digital. La industria, si realmente quiere acometer las posibilidades de la Industria 4.0, va a necesitar un tejido empresarial que de soporte aportando conocimientos y capacidades que ésta no está en disposición de crear internamente. Es decir, suponer que una PYME de la CAPV va a desarrollar capacidades en temas sustanciales de la digitalización de la industria como la ciberseguridad o la analítica de datos es irreal y no impulsar nuevas empresas en esos (y otros) ámbitos supone perder a manos de empresas de servicios de otros territorios gran parte del valor potencialmente a crear por la “Industrial Internet”. Desde luego sería un sinsentido llenar nuestras empresas de sistemas ciberfísicos para luego dejar en manos de empresas alemanas u holandesas (¿alguien se acuerda del enorme negocio que hicieron empresas de estas latitudes con el boom de los ERP en Euskadi hace ya unos lustros?) la explotación o la seguridad de la información capturada.

Realmente, a nivel mundial ya existe un fuerte movimiento emprendedor y desde CBInsight se han recopilado datos interesantes, como que la inversión en StartUps del ámbito “Industrial Internet” ha crecido de forma importante, especialmente en el último año.

 

Esta inversión está llegando a muchas compañías por parte de importantes inversores. En la siguiente imagen se visualizan, las compañías que han recibido más financiación y quienes son los principales financiadores de StartUps en este tema.

Imagen1

Pero ¿qué tipo de StartUps están despuntando en este terreno? CBInsight las clasifica en nueve grupos (ver imagen un poco más abajo) y, por seguir con el ejemplo, las más exitosas (en términos de captación de financiación) en análisis de datos masivos a nivel mundial son las siguientes:

Imagen2

En conclusión, es una buena idea potenciar la digitalización de la industria pero hacerlo sin un sector auxiliar, al menos en algunos campos, dificulta el trabajo de dicha industria y resta una gran oportunidad para crear nuevos subsectores avanzados de servicios que aportan crecimiento económico y empleo de calidad.

El dilema de la #servitización

Fruto de la puesta en marcha de iniciativas de la Industria 4.0 existe un consenso generalizado de que los futuros ingresos de estas inversiones vendrán por la vía de la prestación de servicios.

No obstante, al mismo tiempo, es notable que existe cierto escepticismo en la industria sobre si eso va a ocurrir realmente y que grado de impacto va a tener. En un estudio realizado entre 600 directivos “manufactureros” de 13 países se pone a esta “desconfianza” números. Ante la pregunta”How will product and services revenues change over the next five years?” una mayoría importante de estas 600 personas piensan que los productos van a seguir siendo la clave de sus resultados:

 CropperCapture[1]

Este dato contrasta al mismo tiempo con el de que el 86% de estos mismos directivos entiende que la transición de una estrategia basada en producto a otra basada en servicios es una parte clave de sus estrategias de crecimiento.

Otro reciente estudio “Digital Vortex; How digital disruption is redefining industries” marca una misma tónica. Como puede verse en las siguiente figuras los directivos manufactureros entiende que la digitalización (que lleva implicita la servitización) como un agente disruptivo en su sector pero el mismo estudio revela que el 45% de los encuestados señalan que ese mismo agente, la digitalización, no es un elemento de primer nivel de importancia en los consejos directivos.

CropperCapture[2]Por lo tanto, parece que el dilema se sustancia en que todo el mundo ve la oportunidad en forma de una ola que viene pero que difícilmente va a poder “surfear”. Es decir, es un enfoque que percibe más una amenaza que una oportunidad. En este sentido, con muy pocas expectativas de hacer cosas de forma proactiva en este terreno parece que muchos optan por la estrategia de resistir haciendo más o menos lo mismo con la esperanza de que el cambio no les afecte drásticamente o esto ocurra lo más tarde posible.

En opinión de los autores de estos estudios las causas de este dilema son dos; la complejidad de cambiar los modelos de negocio a una lógica de servicios y la falta de capacidades digitales.

Empezando por la segunda, el estudio muestra cómo las tecnologías digitales; cloud, Internet of Things, etc. son las que más impacto va a tener en estas nuevas estrategias según los directivos. Lo más interesante del asunto es que no indican tecnologías manufactureras como la robótica, la impresión 3D, etc. como las claves para su competitividad futura (ver imagen un poco más abajo). Solo hace falta darse una vuelta por nuestras empresas para darse cuenta de la inseguridad que esto genera, ya que la promesa de la servitización se asienta sobre tecnologías que no solo son novedosas en lo técnico sino también en los modelos de negocio que generan o en la cultura que las envuelve.

CropperCapture[3]

En la complejidad de cambiar los modelos de negocio, una vez más, el estudio se centra en temas como el diseño de experiencias de cliente valiosas o en la habilidad de crear nuevos modelos de  monetización. Es decir, se apuesta por desarrollar capacidades relacionadas con la innovación en servicios y no tanto en productos como expusimos en el post anterior. Creo que en esto está el origen del dilema de las empresas manufactureras ante la servitización; a la hora de construir ofertas atractivas emplean la lógica de la innovación en producto y con ella no consiguen crear los servicios que realmente sus clientes estarían dispuestos  a comprar.

Conviene, por lo tanto, ante el incremento de iniciativas de la industria 4.0 preguntarse cómo están encarando este dilema las empresas de nuestro entorno en dos aspectos clave; el desarrollo de capacidades digitales (técnicas, de negocio y de cultura) y la implantación efectivas de claves de innovación orientadas específicamente a servicios. Sin ambas será difícil resolver el dilema de la servitización

Servicios Avanzados, palancas para la transformación

Hoy he tenido la suerte, invitado por mpi spain (gracias Raul Fernández Sobrino por ser un estupendo anfitrión), de presentar nuestras ideas sobre servicios avanzados en el congreso mundial ibtm que gira alrededor del mundo de los eventos, el turismo de negocio etc. (es el conocido como sector MICE; Meetings, Incentives, Conferences and Exhibitions).

El reto consistía en provocar a los gestores de este sector a buscar nuevos horizontes más innovadores y de valor añadido  para sus empresas de servicios. En definitiva, darles un impulso para a través de la innovación y la creatividad convertir en avanzado el servicio que ya están prestando.

Las transparencias que he utilizado en la presentación las comparto a continuación:

En resumen, algunas ideas que he querido compartir con los asistentes han sido las siguientes:

  • Los servicios, gracias a su capacidad de ser crecientemente productivos, innovadores y globales deben ser una piedra angular del desarrollo económico como sector en sí y como actividad que aportar valor añadido dentro de la industria manufacturera.
  • No obstante, debemos apostar por los servicios de carácter más avanzado ya que son éstos los que nos van a permitir crear industrias competitivas. Los servicios avanzados (o kibs en inglés) no son aquellos que pertenecen a un sector o sectores específicos sino aquellos que poseen una serie de características cualitativas que son…

CropperCapture[1]

  • Para lograr transformar una empresa hacia un grado mayor de avance en los cinco vectores anteriores es posible identificar una serie de palancas o catalizadores (nosotros hemos identificado 15) que ayudan a pensar con mayor creatividad en la identificación de acciones de calado. Lògicamente, no se trata de ningún tipo de fórmula mágica, simplemente de marcos de reflexión que, seguro, tienen mayor potencialidad si se combinan.

Congreso MICE

  • Lógicamente, en una ponencia es imposible abordar todas ellas pero hemos prestado algo más de interés a la cuarta, “tipos de innovación”. En definitiva, nos hemos preguntando dónde enfocar los esfuerzos de innovación en una empresa o oferta de servicios para maximizar los recursos disponibles. Tirando de los estudios de Alar Kolk hemos visto que si bien en los productos las mejores oportunidades residen en la adición de funcionalidades, rendimientos, etc. a los mismos, en el caso de los servicios las oportunidades más claras se encuentran alrededor de construir una experiencia de cliente innovadora.

Congreso MICE1

  • La experiencia de cliente es todo un campo de estudio del que yo desde luego no me considero ningún experto. La podríamos definir como “the perception that customers have of their interactions with an organization” y tiene dos elementos clave que hay que poner a trabajar; en primer lugar, una relación con el cliente empática que no deje de lado las preguntas sobre las emociones de la persona, dicha relación se debe vehicular en una narrativa con propósito comunicada de forma coherente y constante por una marca y una visión integral del cliente como persona que interactúa constantemente con terceros a lo largo de su experiencia con nuestro servicio y que puede aportar perspectivas muy interesantes en el proceso de innovación de la empresa. En segundo lugar, las tecnologías digitales también deben jugar un papel central en la configuración de esta experiencia. Concretamente, todo lo que rodea los “objeto inteligentes” (por ejemplo los wereables), la explotación inteligente de los datos antes, durante y después del evento y la gestión eficaz de la multicanalidad y la realidad virtual tienen visos de ser claves en los próximos años en este terreno.

Congreso MICE2

  • Por último hemos repasado otros elementos potencialmente críticos para avanzar hacia el estadio de los servicios avanzados; la diversidad de formas de monetizar nuestras ofertas, la necesidad de “enredarnos” en iniciativas de tipo abierto y colaborativas para acelerar y potenciar el desarrollo de conocimiento y la necesidad de pasar página en el terreno de la gestión de las personas, desde un paradigma taylorista a uno del trabajador de conocimiento basado en la confianza organizacional y la responsabilidad individual.

Posteriormente, mis compañeros de ponencia han expuesto casos de empresas del sector que ya están en este camino. Así, Mila Valcarcel de Metodo Helmer ha expuesto cómo su empresa aborda la cocreación como fórmula de generación de valor en sus proyectos. A continuación Raúl del Moral ha presentando Tu Fábrica de Eventos, donde hemos observado el papel de las TICs a la hora de crear y gestionar eventos creativos y eficaces. Por último, María Reguera García de NH Hoteles, nos ha contado como lo último en realidad virtual les está permitiendo dar a sus clientes empresariales una experiencia memorable a través de hologramas en 3 dimensiones.

En fin, una estupenda tarde de intercambio de ideas con personas entusiastas del cambio y la innovación por encima de todas las resistencias habituales.

Servicios avanzados; indicadores y criterios

En Los Servicios Avanzados a escena, proponíamos una nueva forma de mirar al tema de los servicios avanzados. En ese momento destacábamos las limitaciones del CNAE para decidir qué era o qué no era un servicio avanzado y abogábamos por una serie de criterios, cinco para ser más exactos, que nos podrían ayudar a determinar en que grado una actividad de servicios estaba avanzada.

RESER 2015- E. HERNANDEZ v.1

Pues bien, esta semana pasada las investigadoras de MIK, Estibaliz Hernández y Mariangelica Martínez, junto con Luis Rubalcaba de la Universidad de Alcalá, han presentado en la 25º Conferencia anual de RESER en Copenhauge un trabajo muy interesante que intenta llevar un paso más allá lo que en el post antes citado proponíamos. Y es que una cosa es identificar qué criterios determinan el grado de avance y otra muy distinta es concretar qué indicadores pueden valer para medir o al menos intentar acercarse lo máximo posible a ese criterio. Bajo el título “Knowledge-intensive business services: testing a multi-dimensional model in the Basque Country” mis colegas de investigación han hecho una propuesta a la comunidad científica y académica que estudia el ámbito de la servitización para desarrollar un instrumento que nos permita medir el grado de avance con unos datos lo más objetivos posible al mismo tiempo que resulte viable su obtención en el marco de una investigación. No creo que debamos usar este nuevo instrumento y sus futuras mejoras para establecer fronteras claras entre lo que es avanzado o no sino para observar sectores, entorno geográficos, etc. en el tiempo y ver su evolución, o bien para medir los resultados en una empresa después de un periodo de cambios estratégicos o de modelo de negocio por ejemplo. La colección de indicadores para cada criterio presentada en el congreso la puedes consultar a continuación (gracias a las autoras por prestarse a compartirlos):

Imagen1Para investigar algo, es muy interesante saber cómo identificarlo y tener los instrumentos necesarios para medir cambios significativos en lo observado. No obstante éste es solo el principio. Quedan muchas cosas por saber de los servicios avanzados; cómo internacionalizar una actividad de esta naturaleza, cómo mejorar la productividad cuando la materia prima es el conocimiento humano, cómo incorporar al cliente/usuario en el corazón de la innovación, como emprender y financiar nuevas actividades donde lo tangible no es lo más relevante, cómo se crean sistemas de productos y servicios entre distintas empresas para promover ofertas integrales únicas, etc.

Seguimos poco a poco acumulando conocimiento sobre este fenómeno, si te apuntas ya sabes dónde estamos!

Observatorio de la competitividad PYME 2020

A vueltas con las industrias avanzadas, seguimos poniendo la carne en el asador con la puesta en marcha, de la mano de Laboral Kutxa Empresas, de una iniciativa que nos tiene que dar mucho juego en los próximos años; el observatorio de la competitividad PYME 2020.

Pero antes un homenaje al proyecto PYME 2025 que con financiación del departamento de competitividad y desarrollo del Gobierno Vasco nos ha permitido construir muchos de los recursos que hoy nos sitúan ante este bautizo. Aquí tenéis el vídeo de presentación del proyecto y una imagen con algunas magnitudes del mismo.

2 Metodología PYme2025 (no mandar)Tiempo habrá de ir hablando del observatorio, por ahora resaltar el foco y el objetivo global del mismo. En cuanto al foco decir que se centra en las industrias avanzadas, es decir, en aquellas empresas de nuestro entorno que muestran unas prácticas de gestión que les facilitan ganar posiciones competitivas en los mercados globales. Cuando decimos industrias nos referimos tanto a empresas de manufacturas como a empresas de servicios, haciendo especial hincapié en cómo los servicios como sector de apoyo de todo la industria y como fórmula para agregar valor a la propia manufactura como una capa más de la oferta están abriendo nuevas oportunidades de competitividad. Comparto aquí la diapositiva que me sirvió en el evento de cierre de PYME 2025 para hablar sobre este tema.

foto2

Señalar también que el objetivo general del observatorio es crear un banco dinámico de recetas de innovación en gestión y transferir este conocimiento al tejido empresarial local para que nuestras PYMEs puedan ganar posiciones en las cadenas de valor globales.

Pues eso, solo unas lineas para mostrar mi ilusión por este proyecto que con mucha humildad pero con muchas ganas quiere aportar su granito de arena al desarrollo económico de nuestra sociedad.

 

Los servicios, una nueva mirada es necesaria

(salvo que se señale de forma expresa y para aligerar el texto, los datos, citas, etc. que aparecen en este artículo han sido obtenidos del informe “Manufacturing or Services, that is not the question” de la OCDE)

Existe en la actualidad un fuerte movimiento en favor de las políticas industriales que promueven la manufactura, es decir, aquella parte de la industria que produce bienes y productos tangibles, como la vía más acertada para crear crecimiento económico competitivo y empleo de calidad. No obstante, la manufactura ha sido un sector cuyo peso en la economía de los países desarrollados ha sufrido una reducción considerable en términos de empleo y de %PIB. En el siguiente gráfico puede observarse esta deriva en los últimos 40 años de forma sencilla. Los últimos datos económicos que anuncian lo que parece un principio de recuperación económica dejan también algunas sombras a este respecto.

Imagen1

Lógicamente esta caída del empleo manufacturero ha sido fruto, entre otras razones, de la deslocalización en países emergentes de este tipo de puestos de trabajo como se puede ver en el siguiente gráfico. Todas las economías desarrolladas están perdiendo peso en este sentido, por hacernos una idea, el índice de producción industrial vasco acumula una caída del 47% desde 2007 y como señala el informe de la OCDE “It is however very unlikely that OECD manufacturing will become again the job creating machine it once was”.

CropperCapture[3]

Esta caída del empleo manufacturero se da en todo tipo de sectores, aunque es especialmente acentuada en aquellas industrias con un perfil tecnológico bajo.

CropperCapture[2]

Las razones por las que tradicionalmente se ha apostado por la manufactura más avanzada es debido a que ésta tiene tres características muy deseables como motor de crecimiento económico; su capacidad de aumentar la productividad de forma constante, su relativa facilidad para incorporar y generar innovación que haga la oferta competitiva y sostenible y su papel como generador de un saldo de comercio exterior positivo a través de la exportación. En resumen, un sector crecientemente productivo, innovador e internacionalizado parece una buena opción para basar en él un crecimiento económico sostenible basado en una renta per capita creciente.

Por lo tanto, no cabe duda de que la apuesta por recuperar la producción manufacturera es una fantastica idea que hay que seguir impulsando. No obstante, de forma creciente los servicios están adquiriendo relevancia en los espacios de decisión de organismos públicos y en los consejos de dirección empresariales. Son muchas las circunstancias para explicar esta tendencia pero aquí al menos nos gustaría compartir las siguientes seis ideas:

1. El sector servicios es ya, en términos medios, un 75% del PIB de las economías desarrolladas y esta cifra puede ir en aumento ya que los países emergentes siguen incrementando año a año su participación en la distribución del empleo manufacturero. Por lo tanto, parece relevante ocuparse de este sector ya que va a acaparar gran parte del crecimiento del empleo en los próximos años. No obstante, sin una política activa quizás no sea el tipo de  empleo que nuestra sociedad demanda.

2. Recientes estudios demuestran cada vez en mayor medida que específicamente los llamados servicios avanzados se comportan en relación a la productividad, innovación e internacionalización en términos parecidos a los sectores manufactureros lo que les coloca al mismo nivel de interés a la hora de crear crecimiento económico sostenible y de calidad (datos abundantes y concretos sobre este hecho pueden encontrarse en el estudio referido al comienzo de este post)

3. Cada vez en mayor medida la oferta de productos manufacturados se compone también de servicios añadidos. Por ejemplo, como puede verse en el siguiente gráfico los puestos de trabajo relacionados con los servicios dentro de las empresas de manufactura van en aumento, lo que hace cada vez más difícil para muchas empresas manufactureras decir si son empresas fabricantes de productos o prestatarias de servicios o dicho de otra forma “manufacturing is no longer the same as the production of goods”.

CropperCapture[4]

4. Otro dato muy significativo es que, como puede verse en el siguiente gráfico, en la OCDE en 2009, aproximadamente 1/3 del valor de los productos manufacturados consiste en servicios. Visto desde la óptica inversa el mismo organismo calcula que el 40% del output creado por el sector servicios es usado como input intermediario por las empresas manufactureras.

CropperCapture[5]5. No solo los servicios son cuantitativamente importantes en la manufactura sino que ésta convierte los servicios de forma creciente en la base de sus ventajas competitivas. Son la clave, en muchas ocasiones, para proponer ofertas más personalizadas que generan vínculos de fidelización con el cliente a largo plazo. Un estudio de la Universidad de Oxford sobre el sector manufacturero apunta a que en 2015 el 70% de este tipo de industria considerará los servicios como un elemento clave en su estrategia de diferenciación.

6. De forma general, tratamos los servicios indistintamente y no somos conscientes de que existen muchos tipos distintos de posibles sectores servicios. Por ejemplo, un estudio publicado en 2014 daba cuenta de la existencia de diversas tipologías del sector servicios en distintas zonas europeas. Así, como puede verse en el mapa es posible dividir Europa en cinco zonas, siempre según los autores de este estudio, en función del tipo de sector servicios predominante en cada una de ellas. Si bajamos a nivel país podemos extraer conclusiones muy significativas como que en Alemania el sector servicios se basa en el conocimiento más avanzado y orientado hacia la manufactura. Por contra, el estudio señala que la economía de servicios española es débil en su componente de conocimiento y orientada a actividades de menor valor como la restauración (más del 10% de los nuevos contratos de trabajo en España en el primer trimestres de 2015 corresponden a camareros y un 7% a personal de limpieza).

CropperCapture[6]Estas ideas me hacen pensar que una nueva mirada a los servicios es necesaria, una que tenga en mente, en mi opinión, y de forma muy resumida las siguientes circunstancias:

  1. Los servicios avanzados están demostrando su creciente capacidad para ganar en productividad, innovación e internacionalización a base de incorporar conocimiento, tecnologías y nuevos modelos de negocio en su producción. Por consiguiente, una apuesta por ellos podría tener unas consecuencias muy positivas en la creación de empleo de calidad de forma sostenible complementando el rol que la manufactura ha tenido hasta ahora. Otros países en Europa entienden esta necesidad de revertir los servicios y hacer de ellos una realidad lo más avanzada posible. Lógicamente, no estamos hablando de transformar todo el sector , pero sí de ayudar a una parte importante del mismo a transformarse y a emprender para crear organizaciones que tengan un componente de conocimiento importante que aporte crecimiento económico de calidad al conjunto de la sociedad.
  2. La provisión de servicios es cada día un aspecto más importante en la oferta competitiva a construir por industria manufacturera, al mismo tiempo, un sector servicios potente que de cobertura a la manufactura es esencial. Por todo ello, es fundamental desarrollar capacidades de gestión relacionadas con los servicios. Así, por ejemplo, es comúnmente aceptado que los servicios requieren habilidades, técnicas, modelos y métodos diferentes para llevar a cabo labores de relación con cliente, de innovación, de internacionalización, de producción, etc. Quizás como país, viniendo como venimos de una cultura de producto, no estemos suficientemente preparados para este reto.
  3. La dicotonomía entre manufactura y servicios está perdiendo fuerza, lo relevante para una economía competitiva es contar con un tejido empresarial donde ambos trabajen de forma conjunta añadiendo a su oferta integral de forma creciente conocimiento y complejidad. Este tipo de intercooperación no es obvia y  habrá que perseverar hasta encontrar las formas más eficaces de realizarla. Como señala los autores de un reciente informe de la OCDE “productivity, innovation, economic dynamism, etc. are what matters for the creation of jobs and economic growth, irrespective if these happens in manufacturing, services or other sectors”.

La apuesta por esta nueva mirada puede tener importantes beneficios para nuestra competitividad a nivel organizacional y a nivel regional. Demos a los servicios la oportunidad y el papel de coprotagonistas que merecen.

 

Servicios e Industrias Avanzadas en los USA

The Brookings Institution ha abierto una interesante línea de investigación alrededor de las industrias avanzadas. Una primera cuestión que me ha parecido interesante es que en este informe de 2015 ya no consideren el avance o no de un sector o empresa en función de su pertenencia a algún código establecido por una clasificación como el CNAE o similar sino en función de una serie de variables más centradas en los procesos y características de dichos sectores o empresas (para recordar este debate sobre cómo identificar empresas avanzadas puedes leer este post anterior).  En este estudio se han decidido a abordar el análisis de la perspectiva sector y no empresa concreta y finalmente los autores han considerado una industria o sector avanzado si cumple una de estas dos características:

  • An industry´s R&D spending per worker must fall in the 80th percentile of industries or higher, exceeding $450 per worker.
  • The share of workers in an industry whose occupations require a high degree of STEM knowledge must also be above the national average, or 21% of all workers

Este enfoque realmente supera la separación cada vez más tenue entre manufactura, servicios y energía, ya que “the conventional distinction between manufacturing and services, for example, has begun to blur as global firms increasingly offer both integrated “end to end” solutions that bridge the division between product and service delivery“. Lo importante más allá de que tipo de industria hablemos, es contar con un grado de avance importante en las mismas para que puedan competir en los mercados globales. Un primer resultado interesante de este estudio es la identificación, con los dos criterios anteriores, de 50 industrias o sectores avanzados en los USA. De ellos, 35 son de manufactura, 12 de servicios y 3 de energía.

Screenshot_1

Por poner algunos datos sobre la mesa entre estos 50 sectores tendríamos alrededor del 80% de los ingenieros ocupados en los USA  o también el 90% de la inversión privada en I+D o el 85% de las patentes. Y es que tanto en términos de riqueza generada como de empleo estos sectores avanzados se están comportando mucho mejor que el resto de la economía post-crisis (así como en Europa el final de la crisis es un tema a debate, allá en los USA la percepción generalizada es que ésta ya ha pasado). Realmente como puede verse en la siguiente tabla las industrias avanzadas han tenido un peso muy significativo en la recuperación del empleo en los USA (las industrias avanzadas están escritas en rojo). Especialmente llamativo, en este sentido, es el comportamiento de la docena de servicios avanzados que han creado el 65% de los nuevos puestos de trabajo.

Screenshot_5

La calidad del empleo creado es también una variable a destacar, ya que como muestra el siguiente gráfico las ganancias medias por trabajador se han incrementado cinco veces más rápido en este sector avanzado que en la economía general norteamericana.

Screenshot_2

Otro elemento importante que destaca el informe es que las industrias avanzadas (especialmente las de servicios) tienden a concentrarse en áreas metropolitanas,  y que estas áreas tienden a especializarse alrededor de determinadas industrias. Los autores han sido capaces de identificar qué áreas urbanas en los USA están acaparando esta actividad avanzada y en qué sectores específicos se están especializando. En el siguiente mapa pueden verse de forma visual esta información de forma agregada por manufactura, servicios y energía pero en el propio documento se puede bajar mucho más al detalle de ciudades y sectores concretos.

Screenshot_3

Son muchas las ideas, y los datos de este informe, pero por ahora me quedo para terminar sobre los elementos clave que estos autores barajan para el futuro de este sector avanzado:

  • Tecnologías disruptivas: Es posible identificar un conjunto de tecnologías que van a dar forma y determinar el futuro de este sector. Para los autores estas tecnologías serían: fabricación aditiva/ 3D, materiales avanzados, robótica, big data, cloud computing, internet of things y genómica.
  • Innovación: Lógicamente la innovación debe ser el motor de la competitividad de estas industrias pero, siempre en opinión de los autores y para el caso USA, el país necesita una política de I+D, tanto en lo público como en lo privado más abierta y conectada en red.
  • Personas: Otro elemento clave del sector son las personas, y más concretamente el contar con personas formadas de forma específica para las demandas de esta industria “improving the availability of skilled workers by developing smart, industry led, sector specific, regional skills initiatives“.
  • Ecosistemas: Como quedo dicho las industrias avanzadas se desarrollan especialmente en ciudades o entorno urbanos. Esto es así porque en estos espacios existen unos factores de localización que impulsan el flujo de conocimiento entre personas. No obstante para acelerar estos intercambios se deben impulsar espacios de encuentro de estas personas alrededor de universidades, espacios de emprendizaje, eventos, etc. para provocar aún más “choques de partículas” pensantes que den lugar a más innovación y posibilidades emprendedoras.

Bueno hasta aquí este pequeño resumen de este estudios muy rico en ideas y detalles, desde luego es de recomendada lectura 🙂

 

Apuntes sobre innovación en gestión