Servicios avanzados; indicadores y criterios

En Los Servicios Avanzados a escena, proponíamos una nueva forma de mirar al tema de los servicios avanzados. En ese momento destacábamos las limitaciones del CNAE para decidir qué era o qué no era un servicio avanzado y abogábamos por una serie de criterios, cinco para ser más exactos, que nos podrían ayudar a determinar en que grado una actividad de servicios estaba avanzada.

RESER 2015- E. HERNANDEZ v.1

Pues bien, esta semana pasada las investigadoras de MIK, Estibaliz Hernández y Mariangelica Martínez, junto con Luis Rubalcaba de la Universidad de Alcalá, han presentado en la 25º Conferencia anual de RESER en Copenhauge un trabajo muy interesante que intenta llevar un paso más allá lo que en el post antes citado proponíamos. Y es que una cosa es identificar qué criterios determinan el grado de avance y otra muy distinta es concretar qué indicadores pueden valer para medir o al menos intentar acercarse lo máximo posible a ese criterio. Bajo el título “Knowledge-intensive business services: testing a multi-dimensional model in the Basque Country” mis colegas de investigación han hecho una propuesta a la comunidad científica y académica que estudia el ámbito de la servitización para desarrollar un instrumento que nos permita medir el grado de avance con unos datos lo más objetivos posible al mismo tiempo que resulte viable su obtención en el marco de una investigación. No creo que debamos usar este nuevo instrumento y sus futuras mejoras para establecer fronteras claras entre lo que es avanzado o no sino para observar sectores, entorno geográficos, etc. en el tiempo y ver su evolución, o bien para medir los resultados en una empresa después de un periodo de cambios estratégicos o de modelo de negocio por ejemplo. La colección de indicadores para cada criterio presentada en el congreso la puedes consultar a continuación (gracias a las autoras por prestarse a compartirlos):

Imagen1Para investigar algo, es muy interesante saber cómo identificarlo y tener los instrumentos necesarios para medir cambios significativos en lo observado. No obstante éste es solo el principio. Quedan muchas cosas por saber de los servicios avanzados; cómo internacionalizar una actividad de esta naturaleza, cómo mejorar la productividad cuando la materia prima es el conocimiento humano, cómo incorporar al cliente/usuario en el corazón de la innovación, como emprender y financiar nuevas actividades donde lo tangible no es lo más relevante, cómo se crean sistemas de productos y servicios entre distintas empresas para promover ofertas integrales únicas, etc.

Seguimos poco a poco acumulando conocimiento sobre este fenómeno, si te apuntas ya sabes dónde estamos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *