Archivo de la categoría: Sin categoría

#Industry4.0; Show me the money…

Los alemanes andan “con las mosca detrás de la oreja”. Han acuñado un concepto de enorme éxito, Industry 4.0, pero tienen dudas del alcance y las expectativas que pueden esperar de ello.

Es por eso que han encargado un imponente informe titulado International Benchmark, Options for the Future and Recommendations for Manufacturing Research dirigido por dos eminentes profesores de ingeniería Jurgen Gausemeir y Fritz Klocke y publicado en 2016. Y haciendo gala del tópico alemán, no se andan con rodeos y ya en el primer párrafo del informe final lanzan la siguiente andanada…”The question of how one can make money with industrie 4.0 is rarely considered“.  La lectura de todo el documento rezuma esa preocupación y a medida que lo iba leyendo me recordaba la mítica escena de Jerry Maguire “Show me the money”:

El estudio compara cómo diversas naciones y regiones están acometiendo el reto de la digitalización de la manufactura y en esa comparación los alemanes ven algunas amenazas sobre todo cuando estudian cómo la Industria 4.0 está desarrollándose en los países de la esfera anglosajona (USA especialmente).

Antes de comentar dichas debilidades comentar que, lógicamente, también se ven con fortalezas. En concreto el estudio resalta tres principalmente; el desarrollo tecnológico en el área de la ingeniería de la manufactura,  el status y la importancia social de estos ámbitos en la sociedad y en los gobiernos alemanes y el sistema educativo y de formación continua enfocados a las áreas tecnológicas. Curiosamente el estudio hace un breve inciso en el caso vasco para alabar estas mismas cualidades señalando que “A high level of technological competence and rapid adoption of new technologies enable industry to keep pace with international technological development“.

Y así como nos parecemos en las bondades compartimos también las dudas, que podrían englobarse en una deriva demasiado “technology-centric” que genera dos debilidades.

Una primera idea insistente en el documento es la necesidad de ser más innovadores y eficaces en la búsqueda de nuevos modelos de negocio y especialmente el estudio reprocha una falta de innovación muy patente en lo concerniente a la innovación en servicios avanzados. Para los autores “German companies are strongly focused on security and continuity of business models“, es decir, se centran en apuntalar los modelos ya existentes pero sin crear nuevos servicios o productos inteligentes que generen nuevas vías de ingresos satisfaciendo nuevas demandas que pudieran ser resueltas mediante soluciones Industry 4.0. En eso, siempre según este informe, los anglosajones lo están haciendo mejor;”The United States are focused on customer value. Adding value for the customer through individuality, service or quality is understood as the primary function of industrie 4.0 applications[…]Customer-oriented business innovations dominate purely technical innovations.” en este enfoque destaca además el papel que el ecosistema startup está teniendo al otro lado del océano.

En definitiva, puede que nosotros desarrollemos la tecnología pero quienes pueden dar en el clavo y llevarse la pasta son los americanos siempre más pragmáticos a la hora de leer el mercado para desarrollar nuevas fórmulas de negocio. El informe hace una llamada a compensar el tecnocentrismo con una orientación a cliente mucho más fuerte. En concreto, los autores hablan de que el objetivo es situar a empresas alemanas a la cabeza de las plataformas de “contenido industrial”, es decir, se trataría de que estas empresas fueran capaces de crear “marketplace for supply and demand of industrial data[…] This opens up very promising business potentials for new companies, but also for companies in stablished areas like mechanics and engineering “. La tierra prometida de la Industry 4.0, es decir, aquella que realmente muestre todo el potencial económico de la nueva ola de la  disrupción digital pasa por las “Platforms Industrial Content” (de las que alguna pincelada dimos en el post anterior), mientras que lo que se viene haciendo hasta ahora no es más que fortalecer las ventajas ya existentes sin crear nuevos espacios de oportunidad.

Una segunda debilidad se puede resumir en una pregunta que vuelve una y otra vez al documento “Is Germany able to leverage the Internet?”  Para los autores el hecho de que en Alemania no haya existido un economía centrada en el desarrollo de productos, servicios, plataformas, etc. digitales dirigidos al mercado B2C trae consigo una inexperiencia patente a la hora de entender las claves del negocio específicamente digital. En este terreno la ventaja de los USA es sideral y como señalan los propios autores “there are  doubts internationally whether Germany will be able to broaden its existing core competence in manufacturing technology with complementary digital competence.”

En fin, un informe lleno de ideas para pensar (de las que aquí solo aparecen parcialmente algunas) y que creo que es de interesante lectura especialmente para nosotros ya que, como los autores señalan, el caso alemán y el vasco (lógicamente con todo un mundo de distancia entre ambos) comparten una lógica muy similar.

Programa de doctorado e inteligencia colectiva

Este periodo entre vacaciones de Navidad y Semana Santa no se me va a olvidar en la vida por larga que sea. Menos mal que en su último acto ha tenido un final feliz en el programa de doctorado de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de Mondragon (enpresagintza). Con los doctorandos he intentado compartir mi visión de cómo han ido evolucionando los temas de Empresa Abierta e Inteligencia colectiva, así como los futuros desarrollos que podemos esperar de estos temas en nuestra Facultad.

Ojalá que de los asistentes algunos se hayan sentido intrigados por los conceptos explicados y centren sus esfuerzos en este tema. Comparto las transparencias que he utilizado durante la sesión, aunque espero que lo más enriquecedor sean los encuentros que espero compartir con los asistentes a partir de ahora.

 

Martín

Ya ha llegado Martín! Es curioso, a mi, que siempre he presumido de haber crecido mimado entre mujeres, me va a tocar criar a dos chicos; Beñat y Martín.
IMG-20131121-WA0000El segundo niño me ha parecido mucho más fácil que el primero, y además ahora se que Martín sacará de mi lo mejor que tengo (también algún que otro grito fuera de lugar de mi parte más oscura por supuesto) y me ayudará a relativizar todas aquellas cosas que me preocupan en exceso.

En fin, gracias a tod@s los que nos habéis felicitado y a tod@s mis compañer@s de MIK y Enpresagintza por ser más pacientes estos días con el correo electrónico…toca cambiar pañales 😉

Se buscan excentricos

nota: este post es puro desahogo personal, tú verás si lo lees 🙂
 

Volví de los USA en 2008 lleno de nuevas ideas para encontrarme todo el día hablando de la crisis (entonces, oh nostalgia, se hablaba de ella casi con ganas, como si fuera una situación exótica digna de experimentar). Volví a la Universidad de Mondragon y a MIK para dirigir esta última compañía a principios de 2013 para ser testigo de como la Red Vasca de Ciencia y Tecnología veía temblar el suelo bajo sus pies. Y ahora a finales de año desembarqué en Chile y Argentina para hablar de cooperativismo y MONDRAGON la misma semana en la que una de sus empresas bandera hincaba la rodilla en riguroso directo y con profusión de medios.

2013-10-17 17.42.15
Buenos Aires, autobus camino de un acto político

Y no, no me considero una persona con mala suerte, antes al contrario me siento afortunado. Lo que ocurre es que llevamos cinco años de suave, de aristocráticamente elegante decadencia que ahora parece acelerarse. Es curioso, al comienzo pareció que eso de la crisis no iba con nosotros, que solo afectaba a aquellos que de una forma ridícula se habían aferrado al ladrillo pero ahora en nuestra industrial Gipuzkoa, un lustro después, entramos en lo peor para empezar a ser conscientes de que no somos tan especiales como nos parecía.

Mi cicerone allá en Argentina me decía con mucha sorna que, en el fondo, nuestro problema no era la crisis (consustancial a cualquier sociedad y tiempo) sino a que no sabemos vivir con ella. Ellos, relataba ufano, viven en un ascensor que les sube y baja entre épocas mejores y peores y ya tienen mucha estrategias materiales y emocionales, para sobrevivir a ambos periodos. Pero nosotros los europeos creíamos habernos bajado del ascensor, en una especie de pacto con el diablo que en lugar de eterna juventud nos proporcionara eterno bienestar. ¡Bienvenidos al ascensor! me decía una y otra vez mi colega mientras me martilleaba con las estrategias del piso cero.

Allá en el cono sur están ahora en un momento expansivo y eso se nota en el ambiente, en las ganas de hacer cosas. Los estudiantes de ingeniería que visité “acusaron” al décano de formar “empleados” mientras ellos querían ser “empleadores”. No se trata de un nuevo El Dorado ni mucho menos, pero más allá de aspectos económicos la diferencia fundamental está en la actitud, en sentirse en un buen momento para hacer nuevas cosas. Aquí estamos más paralizados, abducidos por unos medios de comunicación que, salvo honrosas excepciones, nos dan el dulce rol de victimas que les garantizan enormes audiencias fieles en busca de coartadas. Seguramente por ello se ve tanto pesimista encantado, pues como decía Howard Zinn “El pesimismo se convierte en una profecía que se reproduce al dañar nuestra voluntad de actuar” y por ahí encuentran muchas personas su zona de confort. Y es que no he visto, entre tanto pensador y tertuliano que nos rodea, ninguna crítica real sobre la sociedad civil. Y cuidado, esto no quiere decir que políticos, empresarios, sindicatos, etc. no tengan responsabilidad pero alguna tendremos también los ciudadanos. Me parece que la mayoría hemos priorizado comodidad y seguridad por significado y libertad y ahora que no nos salen las cuentas ni en lo personal ni en lo profesional buscamos alguien a quien culpar.

Santiago de Chile con Los Andes al fondo
Santiago de Chile con Los Andes al fondo

A mi conocer Argentina y Chile me ha supuesto una bocanada de aire fresco emocional (además de una importante experiencia profesional). De Argentina me quedo con el entusiasmo que se respira por cualquier cosa (política, universidad, etc.). Me gusta pensar que el entusiasmo de una persona o sociedad es un buen indicador de salud y allí el estado es de vitalidad. De Chile me ha sorprendido la riqueza de sus recursos y las ganas de construir una sociedad más equitativa sobre los mismos.

Muy probablemente este post no sirva de nada, sacarme de encima un regusto melancólico que he traído de allá quizás. Pero ahora que estamos en un momento bajo, tal y como lo hice cuando estábamos mejor, sigo reivindicando la necesidad de romper inercias, de reclamar una y otra vez que necesitamos perspectivas nuevas más rompedoras. Quizás sea el momento de considerar que hacer mejor lo mismo ya no vale y que hay que hacer mejores cosas, diferentes, si queremos adaptarnos al siglo XXI. Creo que tenemos demasiada gente enamorada de nosotros mismos, de lo que nos ha valido hasta ahora, a los mandos. Me vienen a la cabeza una y otra vez unas palabras de Stuart Mill “la excentricidad y la fuerza de carácter marchan a la par, pues la cantidad de excentricidad que una sociedad contiene está en proporción a su cantidad de genio, de vigor intelectual y de coraje moral. el peligro actual estriba en el poco valor a ser excéntricos que muestran los hombres”.

Es el momento de los excéntricos ¿dónde están?

#Openbasque, cadena de valor e investigación en gestión

El pasado viernes 26 de Abril presentamos en Donostia los resultados del proyecto de investigación Openbasque. Mi relación con este proyecto parte de su propia concepción haya en el 2009, además gracias a él mantuve mi relación con MIK y, finalmente, a su finalización, ya como director general del centro me ha tocado presentar sus resultados (os dejo la presentación)

 

Podría agrupar dichos resultados en cinco conjuntos:

  • La definición de un marco conceptual único que integra los escenarios de aplicación de la innovación abierta. Dicho marco conceptual incluye la identificación de los factores clave que caracterizan a cada escenario a través de un proceso que combina la revisión sistemática de la literatura y el estudio de casos.
  • Publicaciones y divulgación: con especial atención a la biblioteca de documentos creada en la web del proyecto, a la ponencia que tuvimos la suerte de exponer en Harvard y a la próxima aparición de una monografía sobre innovación abierta.
  • Taller/Comunidad de Práctica: Durante gran parte del proyecto tuvimos a siete empresas enredadas, una mañana cada uno o dos meses, cocreando con el resto de investigadores los principales análisis, herramientas, etc. del proyecto.
  • Experimentación activa: El reto del proyecto fue, desde el primer momento, tener un impacto real en las empresas que participaban en él. Es decir, no solo queríamos crear nuevo conocimiento sino demostrar que podíamos llevarlo de forma inmediata a las empresas para mejorar ámbitos de su gestión.
  • El desarrollo de una metodología propia para innovar un negocio mediante la aplicación de determinados catalizadores de la innovación abierta. Es decir, el desarrollo de una herramienta que pudiera permitir, a partir de lo investigado en el proyecto, trasladar sus principales conclusiones a otras organizaciones de forma relativamente sencilla y rápida.

 

Más allá de los resultados científicos,  creo que este proyecto ha servido para “innovar” en la propia forma en la que hacemos proyectos de investigación en gestión. Yo diría que los dos principales cambios que justifican el enunciado anterior son dos; una mucha más profunda y rica participación de la empresa a lo largo de todo el proyecto de investigación y una extensión del proyecto hacia actividades que tradicionalmente quedaban fuera de él.

En efecto, como ya indicaba más arriba, hemos logrado, poniendo en marcha dinámicas propias de las comunidades de práctica que empresas de muy diverso tipo hayan cocreado los resultados del proyecto con nosotros al mismo tiempo que adquirían un mayor grado de compromiso con el proyecto que ha facilitado el desarrollo de las experiencia prácticas. Todo un arte este de integrar y mantener “enganchadas” a las organizaciones a una dinámica de investigación. Nos hemos “estrujado” mucho las meninges para ello creando talleres que valieran la pena cada poco tiempo.

Este primer aspecto ha condicionado un segundo cambio; la incorporación a la investigación de actividades que quedaban fuera del ámbito de actuación de este tipo de proyectos normalmente. La pista final de este cambio la dio Jon Ander Arzalluz Director de Innovación del Grupo Gureak quien manifestó en la presentación que para él la fase de Talleres/Comunidad de Práctica había sido una oportunidad de formación. Ya no solo creamos conocimiento sino que al mismo tiempo que lo hacemos formamos a empresas. Una formación que, por otra parte, no está basada en la clase magistral sino en la práctica, es decir, en la posibilidad de llevar siempre lo aprendido a situaciones reales y lo más cercanas posibles a la situaciones del “alumno”. Este era precisamente el espíritu de los talleres y es por eso que nos hayamos atrevido a bautizar lo sucedido en Openbasque con el nombre de comunidades de práctica. Pero no solo la formación sino la transferencia también ha tenido enorme protagonismo en este proyecto de investigación. Este cambio es sustancialmente importante porque la transferencia exige impulsar cambios (por pequeños que sean) en la organización, es decir, conlleva la aportación de valor real, práctico e inmediato. Todo ello trae consigo, más presión al proyecto desde luego, y el despliegue de una serie de habilidades y capacidades no contempladas en el rol del investigador como analista de información de tipo académico o conceptual. Todo un reto desde luego.

En conclusión, parece que el futuro nos depara proyectos donde no solo es preciso desarrollar nuevo conocimiento sino crearlo en colaboración con las organizaciones al mismo tiempo que se van formando en él, para finalmente crear la suficiente complicidad investigador-empresa como para terminar aplicándolo a situaciones reales aportando valor desde el primer momento. Las fronteras entre la investigación, la formación y la transferencia están perdiendo consistencia…la sociedad líquida ataca de nuevo.

En fin, os dejo también la entrevista que me hacia filmatu al final del acto donde ya adelantábamos un poco todos estos temas.

 

Disculpas y novedades

Lo primero es lo primero; disculpas por no haber atendido el blog en los últimos meses. Tengo la sensación de que la primera parte del año había conseguido un buen ritmo de publicación y todo se ha ido al garete después del verano. Y no, no ha sido la falta de tiempo la culpable (he tenido el mismo tiempo, ni más ni menos, que en otros momentos) sino una serie de cambios que se vislumbraban en el horizonte y que me han despistado de algunas cosas, entre ellas el blog.

Entre todos ellos el más importante es el que se anunció ayer; vuelvo a MIK pero esta vez como director general. Desde luego es un reto potente y atractivo al que espero poder dedicar mis mejores esfuerzos. Creo que son tres las razones que me animan a asumir el liderazgo de este proyecto.

Por un lado, MIK es una organización que se desenvuelve en el mundo de la investigación académica pero también en el de la aplicada a la empresa siempre en el terreno de la innovación en gestión. Yo desde que terminé mis estudios he disfrutado mucho en este ámbito hasta el punto de convertirse en una pasión. Por otra lado, después de un cierto tiempo como consultor independiente en Consultoria Artesana en Red creo que ha llegado el momento de optar por volver a la gestión centrándome en el desarrollo de un proyecto como éste, para el que ahora me siento en el momento adecuado. Por último MIK es un centro en el corazón de Mondragon Unibertsitatea y ésta es mi casa desde que a los 18 años ingresé en ella para estudiar la carrera. No podría haber un sitio mejor al que volver.

Soy consciente de la dificultad de este proyecto (algo que dado los tiempos que vivimos se puede decir de casi todas las organizaciones, sectores, etc. por otro lado) pero por los motivos ya expuestos creo que es el momento de apostar por él con entusiasmo.

Tres notas finales. La primera es mi absoluta creencia en que la innovación en gestión tiene mucho que decir en estos momentos de dificultades económicas. Sin embargo, es la hermana pobre del mundo de la investigación (posición ganada a pulso o no, ese es otro debate). En todo caso, nuestra labor desde MIK pasa por revertir este hecho y en él volcaremos nuestras fuerzas. La segunda para mostrar mi agradecimiento a Julen con el que he compartido estos tres últimos años grandes momentos personales y profesionales. He aprendido mucho y he disfrutado de un entorno de trabajo estupendo. Seguro que seguimos haciendo cosas juntos (Julen es un colaborador importante de MIK) así que, que no suene esto a despedida 🙂

Y tercera, este blog queda finalmente cerrado (¡es el tercero que cierro!) pero podéis seguir mis andanzas y reflexiones (además de encontrar todo el contenido que he escrito hasta ahora) en la nueva dirección web (http://dsanchezbote.com/ la dirección del feed no cambia) y seguro que también en la propia web de MIK.

En fin, espero disfrutar mucho en esta nueva y diferente etapa en mi camino de aprendizaje. Ya os iré contando

zp8497586rq
zp8497586rq

Editando con RocaSalvatella

Mira que he hecho cosas, pero este año estreno un nuevo “título”, el de editor. Desde RocaSalvatella me propusieron coger este rol para participar en la redacción de sus metodologías. Ahora se presenta la primera de ellas “Análisis de posicionamiento sectorial en redes sociales” y en la parte que a mi me toca, en el propio documento, definía mi papel de la siguiente manera:

Mediante este documento queremos compartir la metodología que los equipos de proyecto de RocaSalvatella utilizan en su labor de consultoría para realizar un análisis sectorial de posicionamiento estratégico en medios sociales. Los criterios principales a la hora de realizar la labor de edición han ido dirigidos a lograr una publicación clara, concisa, consistente y orientada en la medida de lo posible a abrir la participación del mayor número de personas a sus futuras revisiones

Desde el primer momento me gusto formar parte de este proyecto por tres motivos. En primer lugar, porque creo que en este mundo tan intangible de la innovación en gestión es importante el concepto de metodología como fórmula para ordenar, comunicar y mejorar continuamente los avances que vayamos haciendo. En segundo lugar, por el hecho de que una consultora de importancia en su campo se animará a compartir su conocimiento con una licencia abierta que busca la reutilización y, en tercer lugar, porque trabajar con los autores y con Genis Roca y Doris Obermair es siempre un placer.

Si queréis saber más sobre la metodología en sí, podéis visitar la página de RocaSalvatella. Aquí os dejo también el documento donde se recoge la misma por si os interesa profundizar en ella.

Comunidad y negocio compartido

Último post del curso para hablar de algunas de las recientes incorporaciones a la galería de casos “Comunidades y nuevos modelos de negocio” (y ya van 30). En todos ellos hay una tendencia de fondo a dejar de lado el voluntarismo (un tanto estúpido en muchas ocasiones)  en la participación para empezar a entender cómo la acción colectiva y distribuida puede consolidarse como una alternativa lógica para distribuir los beneficios económicos del trabajo en comunidad. Creo que esta perspectiva de creación de valor en red y para la red es un aspecto esencial de eso que ahora se comienza a llamar social business.

Interesante, de nuevo, la propuesta de LEGO. Su iniciativa LEGO Cuusoo propone que crees tu propio proyecto de producto LEGO. Es decir, si alguna vez has pensado que juntando, mezclando, etc. productos de esta compañía se podría crear uno más atractivo éste es tu sitio para compartirlo. Si el proyecto que compartes consigue 10.000 seguidores pasa a un estado de revisión de su viabilidad económica y si finalmente se comercializa pues…recibirás un 1% de las ventas totales netas. Parece un camino relativamente sencillo de revitalizar una cartera de producto amplia y diversa tirando de un incentivo bastante potente.

Infoarmy parte de una visión: innovar en la industria de la inteligencia competitiva. Hasta el momento los informes sobre empresas, sectores, etc. son elaborados por grandes compañías que cuentan con grupos de investigación estables y potentes. La idea de Infoarmy es descentralizar, es decir, distribuir esta tarea entre multitud de personas. La premisa básica tras este planteamiento es que la información de valor en este ámbito está en posesión, al menos potencialmente, de muchos individuos siendo la labor principal de Infoarmy conectar a éstos entre ellos (para ayudarlos a complementarse) y con los clientes interesados en los informes que puedan completar. La idea es hacer en comunidad “un informe para cada compañía del planeta” cuya calidad vendría avalada, en cada caso, por la figura de un tipo de usuario “especial”; el “Certified Senior Researcher”. Los informes se pueden comprar en la propia web de Infoarmy y el/los  investigador(es) reciben una parte del dinero de la venta.

Quirky se considera “a socialy development product company”. El gráfico que aparece debajo de este párrafo es bastante clarificador sobre el significado del concepto anterior. La idea es que Quirky no tiene catálogo propio de productos a comercializar, cada individuo puede proponer tantos productos como quiera a la comunidad Quirky (normalmente se trata de gadgets o productos sencillos, podéis echar un vistazo a su tienda online para haceros una idea).  Una vez enviada una idea es votada (y en muchas ocasiones mejorada) por la comunidad y si es ampliamente apoyada es considerada por Quirky, que la evalúa y desarrolla hasta ponerla en el mercado si la considera interesante. Tanto el creador de la idea original como las personas de la comunidad que han aportado cosas sustanciales a la misma se benefician  económicamente de las ventas del producto.

Un último caso en el mundo del videojuego pero que con un poco de imaginación se puede extrapolar a otros sectores. GamePlanet ha creado GamePlanet Lab una plataforma para la financiación colectiva de videojuegos. Como es habitual en el crowdfunding los que llegan a una determinada financiación serán desarrollados por sus creadores, que pueden contar con el feed-back constante de la comunidad, y serán vendidos a través de GamePlanet. El motivo de lanzar esta idea para la compañía está muy claramente explicado en la web y  denota un pensamiento estratégico bien interesante:

Gamesplanet ya distribuye juegos en preventa a petición de los editores, por lo que no es más que una forma de hacer que Gamesplanet ascienda en la cadena de distribución y se libere de las limitaciones que conlleva ofrecer el mismo producto que todos los demás, siempre al mismo tiempo, con el mismo precio y con los mismos márgenes que la competencia

Me parece reseñable también observar cómo GamePlanet abre una nueva plataforma donde programadores y pequeñas empresas antes excluidas de la industria tradicional pueden tener una oportunidad de acceder a los mercados que necesitan para hacer sostenible su actividad.

%%anc%%

Pues nada, hecho el repaso a estos nuevos cuatro casos. Seguimos buscando.

zp8497586rq

Forvo, la comunidad y sus motivos

Decía en el anterior post que además de con la observación, la realidad también debe ser investigada desde la participación activa. Por eso, me he propuesto colaborar más estrechamente con algunas de las iniciativas que estamos analizando últimamente. Una de ellas es Forvo, cuyos promotores, además de ser también de Donostia, son todo facilidades para buscar colaboraciones productivas. Así que después de alguna que otra reunión nos ponemos en marcha para hacer cosas juntos que permitan seguir desarrollando Forvo al mismo tiempo que este humilde grupo de investigadores sigue aprendiendo día a día. Pero antes de contaros de que va el asunto, unas pocas palabras para contextualizar Forvo.

Forvo es una comunidad que tiene por objeto lograr recoger la pronunciación de todas las palabras en todos los lenguajes del mundo. Y no van por mal camino ya que a día de hoy son casi 1.400.000 pronunciaciones en 291 idiomas. Todo este trabajo de grabar todas estas pronunciaciones se hace de manera distribuida por miles de usuarios en todo el mundo de forma voluntaria (cuando escribo este post la comunidad cuenta con 193.034 usuarios). Además de pronunciar otra importante labor a realizar en comunidad es la de corregir dichas pronunciaciones, es decir, que cuando alguien grabe una palabra y el sonido sea malo o directamente la pronunciación no sea correcta alguien se  encargue de hacer la oportuna tarea de mantenimiento. Esta segunda, e importante actividad para mantener la calidad del sitio, también se realiza de forma distribuida por la propia comunidad.

Otra cifra que da idea de la vitalidad de Forvo es que en el último mes se han pronunciado alrededor de 2.000 nuevas palabras al día lo que garantiza el futuro de una comunidad cuyo modelo de negocio está cada vez más afianzado gracias a acuerdos con empresas importantes como Translate.ru o WhitePages.

Uno de los aspectos más interesantes de este tipo de comunidades colaborativas es preguntarse por lo motivos de todas estas personas para pasar parte de su tiempo, sin contraprestación económica, pronunciando y corrigiendo palabras. Conviene aclarar que en Forvo, como en tantas otras comunidades, existe un conjunto de personas (unas 370 que están identificadas y agrupadas bajo el nombre de editores), que protagonizan gran parte de la participación. A ellos nos vamos a dirigir para a través de un cuestionario empezar a indagar en sus razones, de forma que podamos comprender mejor su comportamiento facilitando a Forvo el cumplimiento de su misión en consonancia con su comunidad.

Para la construcción del cuestionario nos hemos basado en otros estudios motivacionales realizados en el ámbito de la inteligencia colectiva. Especialmente interesante ha sido estudiar los instrumentos y métricas utilizadas por Daren C. Brabham. En total hemos identificado 17 items por los que preguntar a los editores clasificados en 7 categorías como podéis observar en la siguiente tabla (en ella se muestran los items relacionados con la pronunciación de palabras. También preguntamos por otras actividades pero son muy parecidos).

Pasión
  •  Experience from pronouncing words at Forvo raises my skill level
  • I enjoy pronuncing words at Forvo
Recompensa Material
  •  Because of pronouncing words at Forvo I will be able to get a better job
  • In one way or another I will make money from this kind of participation at Forvo
Propósito
  •  I pronounce words because I am engaged with the forvo´s mission; “build the largest pronunciation guide”
  • I pronounce words at Forvo because I´m proud to be part of its community
Necesidad
  •  I pronounce words at Forvo because somehow is useful for me
Juego
  •  Pronouncing words at Forvo is fun
  • Pronouncing words at Forvo is challenging
Social
  •  Participating pronouncing words helps me build a network with other interesting people
  • I pronounce words because of a matter of reciporocity
  • Maintaining and improving my position in the “pronunciation ranking” is important for me
  • Recognition from others is my greatest reward
  • I deeply enjoy helping other through my pronunciations
Satisfacción personal
  •  Pronuncing words at Forvo gives me feeling of competence
  • Pronouncing words at Forvo gives me a chance to do the job I feel I do the best
  • Pronouncing words at Forvo gives me a feeling of creativity

 En fin, para después del verano esperamos tener el análisis de los resultados terminados y compartidos con vosotros a través de este blog (siempre que los editores se presten, en un número adecuado, a contestar el cuestionario). De mientras si tenéis alguna idea para mejorar nuestro propósito, como siempre, será bienvenida.