Comunidad y negocio compartido

Último post del curso para hablar de algunas de las recientes incorporaciones a la galería de casos “Comunidades y nuevos modelos de negocio” (y ya van 30). En todos ellos hay una tendencia de fondo a dejar de lado el voluntarismo (un tanto estúpido en muchas ocasiones)  en la participación para empezar a entender cómo la acción colectiva y distribuida puede consolidarse como una alternativa lógica para distribuir los beneficios económicos del trabajo en comunidad. Creo que esta perspectiva de creación de valor en red y para la red es un aspecto esencial de eso que ahora se comienza a llamar social business.

Interesante, de nuevo, la propuesta de LEGO. Su iniciativa LEGO Cuusoo propone que crees tu propio proyecto de producto LEGO. Es decir, si alguna vez has pensado que juntando, mezclando, etc. productos de esta compañía se podría crear uno más atractivo éste es tu sitio para compartirlo. Si el proyecto que compartes consigue 10.000 seguidores pasa a un estado de revisión de su viabilidad económica y si finalmente se comercializa pues…recibirás un 1% de las ventas totales netas. Parece un camino relativamente sencillo de revitalizar una cartera de producto amplia y diversa tirando de un incentivo bastante potente.

Infoarmy parte de una visión: innovar en la industria de la inteligencia competitiva. Hasta el momento los informes sobre empresas, sectores, etc. son elaborados por grandes compañías que cuentan con grupos de investigación estables y potentes. La idea de Infoarmy es descentralizar, es decir, distribuir esta tarea entre multitud de personas. La premisa básica tras este planteamiento es que la información de valor en este ámbito está en posesión, al menos potencialmente, de muchos individuos siendo la labor principal de Infoarmy conectar a éstos entre ellos (para ayudarlos a complementarse) y con los clientes interesados en los informes que puedan completar. La idea es hacer en comunidad “un informe para cada compañía del planeta” cuya calidad vendría avalada, en cada caso, por la figura de un tipo de usuario “especial”; el “Certified Senior Researcher”. Los informes se pueden comprar en la propia web de Infoarmy y el/los  investigador(es) reciben una parte del dinero de la venta.

Quirky se considera “a socialy development product company”. El gráfico que aparece debajo de este párrafo es bastante clarificador sobre el significado del concepto anterior. La idea es que Quirky no tiene catálogo propio de productos a comercializar, cada individuo puede proponer tantos productos como quiera a la comunidad Quirky (normalmente se trata de gadgets o productos sencillos, podéis echar un vistazo a su tienda online para haceros una idea).  Una vez enviada una idea es votada (y en muchas ocasiones mejorada) por la comunidad y si es ampliamente apoyada es considerada por Quirky, que la evalúa y desarrolla hasta ponerla en el mercado si la considera interesante. Tanto el creador de la idea original como las personas de la comunidad que han aportado cosas sustanciales a la misma se benefician  económicamente de las ventas del producto.

Un último caso en el mundo del videojuego pero que con un poco de imaginación se puede extrapolar a otros sectores. GamePlanet ha creado GamePlanet Lab una plataforma para la financiación colectiva de videojuegos. Como es habitual en el crowdfunding los que llegan a una determinada financiación serán desarrollados por sus creadores, que pueden contar con el feed-back constante de la comunidad, y serán vendidos a través de GamePlanet. El motivo de lanzar esta idea para la compañía está muy claramente explicado en la web y  denota un pensamiento estratégico bien interesante:

Gamesplanet ya distribuye juegos en preventa a petición de los editores, por lo que no es más que una forma de hacer que Gamesplanet ascienda en la cadena de distribución y se libere de las limitaciones que conlleva ofrecer el mismo producto que todos los demás, siempre al mismo tiempo, con el mismo precio y con los mismos márgenes que la competencia

Me parece reseñable también observar cómo GamePlanet abre una nueva plataforma donde programadores y pequeñas empresas antes excluidas de la industria tradicional pueden tener una oportunidad de acceder a los mercados que necesitan para hacer sostenible su actividad.

%%anc%%

Pues nada, hecho el repaso a estos nuevos cuatro casos. Seguimos buscando.

zp8497586rq