Hay ocasiones en las que el reconocimiento ajeno satisface tanto como el que uno pudiera llegar a tener. Esto me ha pasado esta mañana cuando haciendo tiempo en una cafetería de Zamudio he abierto El País y me he encontrado esta noticia.

La noticia cuenta cómo “Moodle es hoy el entorno estándar de formación telemática en los centros educativos españoles y en cada vez más empresas…y las universidades lo han adoptado masivamente” lo que de por sí sólo ya ha conseguido sacar de mi una sonrisa de oreja a oreja. Sin embargo, ha sido cuando he leído como El País ha elegido a Iñaki Arenaza como portavoz y genuino representante de la comunidad Moodle en España, diciendo de él que es uno de los protagonistas más activos de esta aventura a nivel mundial, cuando he pegado un bote de alegría.

Hace tres años, de forma casi clandestina, implantamos Moodle en nuestra Facultad. El ambiente estaba bastante enrarecido en el tema del e-learning entonces en la facultad y, la verdad, es que nos jugamos mucho con aquella decisión. Vamos que aunque teníamos el apoyo del decano las cosas no estaban nada claras. En fin, de Moodle nos gustaba su facilidad de uso, su diseño técnico y la comunidad que, entonces, aunque mucho más pequeña que hoy era ya muy potente a nivel mundial.

Y así hasta hoy cuando Moodle es una realidad consolidada ya en toda nuestra Universidad (de esto también se podrían escribir algunas líneas).  De hecho, hace poco organizamos la MoodleMoot Euskadi con gran éxito de asistencia.

En todo este tiempo Iñaki ha trabajado muchísimo para apoyar este proceso y a toda la comunidad Moodle en general. Y ha sido un trabajo fruto de su compromiso personal ya que, hasta donde yo se, la universidad no le ha concedido ninguna asignación de horas específica ni ningún proyecto especial para convertirse en esa referencia mundial que es hoy.

Pues eso Iñaki, felicidades…te lo mereces.