Estamos en medio de varios proyectos en los que la participación es un elemento importante. Sin embargo, en muchos no está siendo nada fácil conseguirla…bueno no andemos con rodeos; no hemos conseguido un nivel de participación como el que esperabamos. Así que en uno de estos proyectos vamos a plantear un pequeño estudio de campo para analizar las causas que motivan tal comportamiento.

El contexto a investigar es el siguiente. Se trata de una docena de personas que comparten un proyecto con unos objetivos específicos, a los que se les plantea el uso de un blog privado (al que solo acceden ell@s) como forma para intercambiar puntos de vista, avances, nuevas ideas, etc. Para animar la participación se toman varias iniciativas. Una primera consistió en cerrar el blog para que los miembros del proyecto se sintieran más “seguros”, otra fue dar formación en el uso de esta herramienta, en una tercera “vendimos” la bondad de la aplicación poniendo ejemplos de cómo se le podría sacar provecho para el proyecto y una cuarta fue que los propios investigadores (es decir nosotros) escribimos posts para intentar animar la conversación.

Lo primero que hemos hecho ha sido “bucear” en la literatura sobre lurkers. Se conoce con este nombre, en el mundo de las comunidades virtuales, a aquellas personas que consultan lo que otros hacen pero que no contribuyen activamente con sus propios contenidos a la comunidad. De entre los muchos hilos que se han investigado en torno a ellos, nos hemos centrado en los motivos, o más bien, en los inhibidores  de la participación que experimentan estos individuos. Sin duda el artículo más completo (que nosotros conozcamos sobre el tema) es “Top Five Reasons for Lurking” y de él hemos extraído una serie de enunciados que vamos a utilizar para entrevistar (a través de cuestionarios) a los miembros del proyecto y así poder lograr entender su actitud.  Completaremos las respuestas con nuestras propias observaciones sobre el terreno. Desde luego, el escaso número de sujetos hace que los resultados del estudio no sean extrapolables ni nada por el estilo, pero creo que nos darán información de valor para futuros proyectos.

Aquí va el listado de enunciados que recogen los posibles inhibidores (por supuesto se admiten y agradecen sugerencias). Para cada uno de ellos pediremos a los sujetos que nos digan el grado en el que dicho enunciado cree que explica su baja participación. Bueno, si los lurkers se animan a participar en nuestro estudio os contaremos nuestras conclusiones.

  1. El verdadero valor del blog estaba en la lectura.
  2. Prefiero mantenerme en al anonimato
  3. Lo que yo podría haber aportado ya lo han compartido otros
  4. Sinceramente, desde el primer momento no tenía intención de participar
  5. Participar supone comprometerse en una posición
  6. No tengo nada de valor que compartir
  7. No era un grupo adecuado para que yo pudiera participar
  8. No conozco suficiente al grupo, me falta confianza
  9. Ya había demasiados contenidos en el blog
  10. La calidad de los contenidos era baja, no merecía la pena participar
  11. Simplemente, no existía la obligación de participar
  12. Tenía “miedo” a las respuestas hostiles a mi contribución
  13. Participar es en balde porque no hay respuestas a las contribuciones
  14. Participar, aportando mis ideas, conocimiento, etc. no me aporta ningún valor
  15. No he tenido suficiente tiempo para participar
  16. La información es poder, no me interesa compartirla
  17. No quiero hacer perder el tiempo a mis compañeros con mis aportaciones
  18. El intercambio de conocimiento es secundario, el día a día es más importante
  19. En la organización no existe una cultura que anime el intercambio de conocimiento
  20. No vale la pena compartir mi conocimiento, luego no se hace nada con él
  21. Compartir conocimiento no tiene suficiente reconocimiento en la organización
  22. Hacer el seguimiento y participar en el blog es difícil, me sentía un poco perdido
  23. No estaba claramente definida cuál debía ser mi aportación
  24. El objetivo del blog no estaba suficientemente definido
  25. Las herramientas tecnológicas que tengo a mi disposición no son suficientes, están obsoletas