Hay proyectos que enamoran nada más verlos. Uno de ellos es el de la Casa Accesible que empuja desde hace algún tiempo Jabi Odriozola.

La Casa Accesible es un blog que cuenta cómo es posible lograr una casa “usable” para el mayor número de situaciones posibles sin renunciar a un diseño bonito y sin incurrir en elevados sobrecostes.

Este proyecto es un hilo dentro de un propósito mucho más importante para Jabi; lograr mayores cotas de independencia y autonomía para personas con minusvalía a través de un uso racional de tecnologías y técnicas de planificación y diseño.

Con este propósito en mente, Jabi nos preguntó un día si veíamos posible, y cómo, utilizar Internet para generar una comunidad de personas interesadas en el mundo de la accesibilidad. Y sí, creemos que es posible hacer llegar a las personas con discapacidad, o a personas de su entorno (familia, profesionales sanitarios, etc.) información (texto, foto, video, etc.) valiosa para comprender cómo mejorar los niveles de autonomía en casa y en la calle.

Y es que, la experiencia de la Casa Accesible, así como otras actividades personales y profesionales del propio Jabi y sus caloboradores, generan mucho contentido interesante y enriquecedor que a día de hoy sólo se comparte de forma muy limitada, perdiendo así gran parte de su valor para la sociedad.

Pero, lo que es aún más importante, la comunidad debería servir para generar conversación sobre esos mismos contenidos, así como sobre las experiencias propias de las personas pertenecientes a esos colectivos que se vayan acercando, con el fin último de colaborar y aprender unas de otras diferentes formas de ganar en autonomía e independencia.

Un espacio social, sobre la base de un propósito y unos recursos de valor, que consiga interconectar a individuos a través de unas adecuadas políticas de incentivos y formas de participación es lo que hemos soñado con Jabi en los últimos tiempos.

Quizás el destino nos de una oportunidad de llevarlo a la práctica un día de éstos, quién sabe.