Ayer en Orue, estuvimos dándole vueltas al futuro de nuestro grupo de investigación/acción. Percibimos en nosotros mismos ciertos aires de cambio, de ganas de transitar caminos nuevos que lógicamente no son incompatibles con los recorridos hasta ahora sino que los complementan. De la reunión de ayer, personalmente destaco tres conclusiones:Mañana

  1. Queremos centrarnos más en el análisis estratégico de presencia en Internet de las organizaciones. Es decir, ayudar a las organizaciones a saber cómo pueden obtener valor de ese espacio virtual que cada día es más importante. Hasta ahora nos hemos focalizado mucho en acompañar a las empresas en su viaje por la Web Social, pero ahora queremos hacer más hincapié en el paso previo, es decir, en unir los objetivos estratégicos de una organización con una presencia más meditada y coherente en Internet.
  2. Seguimos apostando por la empresa abierta y especialmente en todo lo relacionado con el propósito. Julen ya lo ha comentado esta mañana, creemos que las organizaciones no pueden vivir desconectadas de forma perpetua de la sociedad y que deben apostar por proyectos de contenido social, transformadores del entorno, con propósito, etc. Queremos Necesitamos seguir investigando alrededor de este tema porque pensamos que podemos ayudar a promover un cuarto sector con sentido.
  3. Nos gustaría mucho seguir impulsando nuevos negocios. Creemos que la mejor forma de mostrar las bondades y limitaciones de lo que hacemos y creemos es poniéndolo en práctica a través de nuevos negocios. En este sentido TrendTrotters ha sido nuestra primera experiencia y aunque no sea una labor fácil queremos seguir en esta senda.Realmente no se trata de ser nosotros los protagonistas de la historia, sino de estar muy cerca de quien lo quiera ser. Lógicamente, nos sentimos más próximos a aquellos que comparten nuestra visión del mundo de los negocios: propósito e Internet como terreno de juego natural.

Bueno, si alguno de los presentes difiere de esta crónica que levante la mano 😉

Por lo demás, seguro que luego el tiempo nos lleva por caminos difíciles de pensar hoy, pero eso es lo bonito del asunto ¿no?

La foto es de Stuck in Customs