A través de la página Mozilla Hispano, leo que a partir del 2 de Marzo más de 170 millones de europeos usuarios de XP, Vista y Windows 7 verán una pantalla que les invitará a elegir el navegador que deseen. La Comision Europea ha obligado a Microsoft a tomar esta iniciativa junto con otras encaminadas también a desbloquear la situación de monopolio de facto que a través de sus políticas habían creado Mr. Gates y sus colegas.

No tengo una aversión especial a Microsoft, uso muchos de sus productos porque me parecen buenos y sin alternativa eficaz en el mundo del software libre. Pero, en el caso de los navegadores Web no tengo ninguna duda de que Firefox es una mejor opción que Internet Explorer. El problema es que muchas personas ni tan siquiera saben de la existencia de alternativas a la “E” azul para acceder a Internet. Esto es bastante “grave” ya que el navegador es hoy día una herramienta de especial importancia: en palabras de  John Lilly CEO de Mozilla ” [el navegador] es la lente a través de la cual vemos el mundo virtual y el medio por el que nos conectamos, aprendemos, compartimos y colaboramos. El navegador que eliges es el responsable de ofrecerte las herramientas necesarias para manejar tu vida en línea, y de proteger tu privacidad y seguridad”.

Además de Firefox e Internet Explorer hay más opciones como por ejemplo Google Chrome. No obstante yo te animo a utilizar Firefox por dos razones; una porque desde el punto de vista de la utilidad es una buena elección (puedes ver sus características diferenciales en esta página). Es cierto que en los últimos tiempos el talón de aquiles de este navegador es la velocidad, pero en las últimas versiones que han sacado han mejorado este aspecto. Y dos, porque la organización que lo desarrolla, Mozilla, es una entidad sin ánimo de lucro que lleva muchos años aportando ideas y productos (más allá de distribuir gratuitamente Firefox) para lograr que Internet sea abierto, público y accesible para todos. Creo que es algo que merece la pena.

Hay muchas maneras de ayudar a Mozilla a lograr su misión. Algunas pueden ser muy complicadas como desarrollar código o testar productos, sin embargo pequeñas cositas como comentar con colegas y familias la existencia de otros navegadores diferentes, y quizás mejores para ellos, puede ser una buena manera de arrimar el hombro.