¿Qué pasa con los datos que incluyo cuando interactúo con una página web, una red social o una aplicación? Esta es la pregunta que la mayoría de la gente…no se hace lamentablemente. Si lo hicieran (hiciésemos)  nos llevaríamos verdaderos sustos.

Nos piden nombre, correo, fotos, actividad…pero rara vez tenemos la paciencia (o la inquietud siquiera) de preguntarnos qué será de estos datos que entregamos a cambio de la gratuidad en muchas ocasiones.  Con este problema de fondo, desde hace cierto tiempo la Fundación Mozilla ha impulsado un proyecto llamado “Privacy Icons” liderado por Aza Raskin. El objetivo de este proyecto es doble:

  • Crear simples y estandarizados iconos informativos que representen las respuestas a las preguntas fundamentales de privacidad. Por tanto, estos iconos actuarían como un método jurídicamente vinculante para informar rápidamente a los usuarios sobre aspectos clave de la política de privacidad de un sitio, servicio o aplicación. Es decir, si las personas no conocemos suficientemente este tema porque no tenemos paciencia para leer farragosas páginas sobre privacidad, visualicemos esas páginas en forma de iconos más fácil y rápidamente asimilables.
  • Concienciar a los usuarios de la importancia de los asuntos relacionados con la privacidad de sus datos. Poniendo especial énfasis en la comprensión por parte de éstos de sus derechos y opciones.

Pues bien, una primera versión de estos iconos ya está preparada. Aunque en la entrada original podéis estudiarlos con más calma, para este post he traducido la explicación de cada uno de estos iconos al castellano de forma breve (obviamente no soy un traductor muy profesional así que perdón por las meteduras de pata):

El primero de los iconos significa que los datos sólo se utilizan para la funcionalidad específica para la que han sido requeridos. Es decir, si doy mi mail en una compra de zapatos eso querría decir que este dato se utilizará solo para confirmar la orden o mandarme actualizaciones sobre la situación del envio, pero nunca para hacerme llegar una campaña de publicidad de la misma compañía por ejemplo.El segundo de los iconos, por el contrario, advierte al usuario de que sus datos serán utilizados para otras acciones no directamente relacionadas con la actividad para la que se ha dejado ese dato.
El primero de los iconos señala que el sitio o la aplicación que recopila los datos no los comercializa ni los vende.El segundo icono advierte de que el espacio o aplicación con el que estás interactuando comercializa o vende tus datos a terceras compañías.
El primer icono nos dice que el sitio o la aplicación no comparte la información que recopila sobre el usuario con los anunciantes, aparezcan o no en la página o aplicación en ese momento.Por el contrario el segundo icono indica que la información sobre el usuario es compartida con los anunciantes.
Estos iconos nos indican cuándo se borran definitivamente los datos recogidos sobre el usuario. Por ejemplo, el primero señala que los datos serán borrados en el plazo de un mes mientras que el último icono nos informaría de que los datos nunca serán borrados

El primer icono nos dice que el sitio o la aplicación solo dará los datos de los usuarios a los gobiernos u( otro tipo de organizaciones públicas) cuando haya un proceso legal en marcha.

El segundo nos informa de que los datos de los usuarios serán puestos en manos de gobiernos u( otras entidades públicas) sin mediar proceso judicial, simplemente un requerimiento de los datos sería suficiente.

Como todo lo que hace Mozilla, este proyecto también se desarrolla en comunidad así que si tienes ideas, comentarios, alternativas etc. no dejes de compartirlas…En fin, espero que estos iconos u otros mejorados que están por llegar, comiencen a ser tan populares como las licencias creative commons en los contenidos. Creo que así cosntruiremos un espacio digital más libre y seguro.

Además, siguiendo las ideas de Lawrence Lessig en El Código 2.0, entiendo que este tipo de explicitación de las políticas de privacidad facilitan su lectura y comprensión por parte de nuestros navegadores, lo que permitiría que éstos nos advirtieran más fácilmente cuando las políticas de un determinado lugar no coincidieran con unas preferencias previamente establecidas por el usuario. Pero bueno, paso a paso, lo importante es seguir avanzando en este terreno.