En este segundo semestre mi actividad docente de grado se centra en LEINN (Grado de Liderazgo e Innovación de Mondragon Unibertsitatea). El formato elegido es el de taller, lo que significa que tenemos la “obligación” de hacer cosas, además de estudiar conceptos o repasar herramientas.

La temática del taller se centra en cómo debe ser la presencia de una empresa en la red. La gracia del asunto radica en que los estudiantes de este grado ya tienen empresas creadas, reales, que usan como vía de aprendizaje. Así que el enfoque es claro ¿de qué presencia en Internet dotamos a estas empresas? Dividiré el taller en cinco sesiones de trabajo que se complementarán con dedicación para atender las dudas y preguntas que irán surgiendo a medida que avance el taller.

El programa del taller será el siguiente (más o menos):

  1. Nosotros, nuestra empresa e Internet: En este primer día nos presentaremos todos, veremos que proyectos empresariales hay en marcha y utilizando la matriz quéhaydelomio2.0 veremos que nos puede ofrecer Internet. Mi idea es también hablar de tendencias y cambios en todo este mundo digital.

  1. Escuchar, somos todo orejas: En el segundo día pretendo repasar con ellos cómo generar un proceso de escucha activa en la red. Especial atención merecerá, por supuesto, el apartado de herramientas, con el tema RSS a la cabeza.
  2. Colaborar, difícil pero posible: El tercer día veremos qué funciona y que no cuando ponemos en marcha software colaborativo tipo wiki. La participación es un bien escaso y por ello intentaremos identificar las claves para exprimirla.
  3. Redes sociales, ¿qué hay de cierto?: Las redes sociales son un espacio cada vez más activo, así que pensaremos qué y para qué lo pueden utilizar cada uno de los proyectos empresariales allí presentes. Sospecho que el término clave de esta sesión será conversación.
  4. Estrategia e Internet, el porqué de las cosas: Este último día debe servirnos para reflexionar sobre todo lo anterior y redactar un plan de acción en Internet. Seré bastante pelma y les insistiré en la necesidad de ligar los objetivos de la empresa con lo que hacen o piensan hacer en el mundo digital. Además este último día no debe servir para hablar de temas importantes: los contenidos y la forma de participación que les ofrecemos a nuestros interlocutores.

Bueno, aquí quedan escritas mis intenciones espero que tanto yo como los asistentes al taller disfruten del viaje.