More about The Penguin and the Leviathan

Lo mejor que se puede decir de un libro al terminarlo es que durante su lectura te han venido a la cabeza unas cuantas cosas que podrías/deberías hacer. A mi me ha sucedido esto con el último libro de Yochai Benkler The Penguin and the Leviathan. Y eso que al comienzo, en los primeros dos o tres primeros capítulos, reconozco que estuve a punto de abandonarlo.

Pero, vayamos por partes ¿de qué va el libro? El autor se propone contarnos cómo es posible construir sistemas colaborativos (identificados con el pingüino de Linux) partiendo de la premisa de que las personas no somos ese ser puramente egoista que nos pintan con tanta insistencia desde muchos frentes. Lógicamente, hay de todo, y todos tenemos un poco de todo pero, en general somos personas con tendencia a cooperar.Para demostrarlo se tocan en el libro aspectos como la genética, la biología, la química cerebral…

Desde este punto de partida, Benkler repasa de forma estructurada una ingente cantidad de variables que influyen en la construcción de un sistema colaborativo; incentivos, normas, reciprocidad, comunicación, sentido de pertenencia, justicia y autenticidad, empatía y solidaridad, diversidad, motivación intrínseca, formas de proponer la participación, etc. Decía que estuve a punto de abandonarlo un poco más arriba y es que al principio del libro la estructura es bastante confusa con tantos hilos abierto pero, a medida que pasan las páginas la situación se aclara y surge un orden fácil de entender.

No obstante, lo mejor del libro es que está lleno de experimentos, sobre todo provenientes de la psicología social que aportan evidencias claras sobre qué es cierto y que no es más que un lugar común. El mejor recuerdo que tengo de mi estancia en la Universidad de Michigan es cómo utilizábamos estos experimentos para saber mejor cómo es la realidad y a partir de ello desarrollar estrategias y modelos más eficaces. Echo de menos estas cosas en la investigación sobre innovación organizacional por estas tierras, donde estamos más preocupados por la aplicabilidad inmediata (es decir, consultoría a coste subvencionado) que por conocer e interpretar la realidad de las cosas. En el siguiente vídeo se puede ver a Benkler explicando los principales conceptos de su libro en Harvard, usando para ello múltiples experimentos.

 Dejo también, para consolidar costumbres, cinco fragmentos del libro que creo merecen la pena:

» In practically no human society examined under controlled conditions have the majority of people consistently behaved selfishly  (p. 14)

» If we want to build a system that motivates people to work well, or cooperate effectively, it’s not enough to offer them simple rewards and incentives. We also need to think about how fair the system is. Fairness is a practical, integral part of making systems work well, and of making people function well and cooperatively within them (p. 141)

» To put it simply, it is much easier to motivate a million people to do something that will take them five minutes to complete than it is to motivate just a few people to do something that might take them months or years to accomplish (p. 173)

» If we want to avoid this crowding-out effect, then, we need to frame rewards and punishments in a way that preserves people’s sense of autonomy as much as possible: Yes, they are receiving a reward, but it’s a reward for something they would have chosen to do on their own (p. 179)

» A system that depends on massive self-sacrifice is perhaps not impossible but is extremely difficult to sustain in the long term (p. 245)