La digitalización, especialmente el tema Industry 4.0 o la “Industrial Internet of Things”, es un tema de plena actualidad en la empresa vasca. Sin embargo, se habla muy poco de StartUps u otras iniciativas de emprendizaje alrededor de este tema.

El tema no es menor, ya que nuestra empresa industrial tipo difícilmente va a desarrollar internamente todas las capacidades, especialmente aquellas directamente relacionadas  con lo más puramente digital. La industria, si realmente quiere acometer las posibilidades de la Industria 4.0, va a necesitar un tejido empresarial que de soporte aportando conocimientos y capacidades que ésta no está en disposición de crear internamente. Es decir, suponer que una PYME de la CAPV va a desarrollar capacidades en temas sustanciales de la digitalización de la industria como la ciberseguridad o la analítica de datos es irreal y no impulsar nuevas empresas en esos (y otros) ámbitos supone perder a manos de empresas de servicios de otros territorios gran parte del valor potencialmente a crear por la “Industrial Internet”. Desde luego sería un sinsentido llenar nuestras empresas de sistemas ciberfísicos para luego dejar en manos de empresas alemanas u holandesas (¿alguien se acuerda del enorme negocio que hicieron empresas de estas latitudes con el boom de los ERP en Euskadi hace ya unos lustros?) la explotación o la seguridad de la información capturada.

Realmente, a nivel mundial ya existe un fuerte movimiento emprendedor y desde CBInsight se han recopilado datos interesantes, como que la inversión en StartUps del ámbito “Industrial Internet” ha crecido de forma importante, especialmente en el último año.

Esta inversión está llegando a muchas compañías por parte de importantes inversores. En la siguiente imagen se visualizan, las compañías que han recibido más financiación y quienes son los principales financiadores de StartUps en este tema.

Pero ¿qué tipo de StartUps están despuntando en este terreno? CBInsight las clasifica en nueve grupos:

En conclusión, es una buena idea potenciar la digitalización de la industria pero hacerlo sin un sector auxiliar, al menos en algunos campos, dificulta el trabajo de dicha industria y resta una gran oportunidad para crear nuevos subsectores avanzados de servicios que aportan crecimiento económico y empleo de calidad.